Síguenos @lead2action

¿Facebook está muerto?

Por Francisco de los Santos

“Sin duda Facebook en este momento es el validador de contenido más importante (en Internet), simplemente la gente está ahí”.

Eli Pariser, CEO de Upworthy, SXSWi.

Mucho se habla de que el fin de Facebook está cerca, incluso, algunos no le dan más de cinco años… Yo creo que se equivocan, pero no del todo.

Es cierto que durante los últimos años esta red social ha presentado transformaciones de negocio y sociales que han sacudido sus cimientos.

Desde el punto de visto de negocio, la empresa de Mark Zuckerberg ahora tiene responsabilidades con una junta de accionistas, por lo que debe buscar nuevas maneras para obtener más ingresos. Esto se traduce, para fines prácticos, en “si eres un negocio nadie te verá si no me das tu dinero”. Por ello es cada vez más complicado que una empresa que no cuenta con presupuesto para anunciarse tenga visibilidad aquí, y la proyección es que esta tendencia vaya en aumento.

Ahora, desde la perspectiva social, el fenómeno que está ocurriendo es que los adultos se están apoderando de Facebook y están ahuyentando a su base principal: los jóvenes. Esto aunado a que las recientes compras de la marca han alienado a los desarrolladores y techies.

Todos están hartos de Facebook

Tanto los usuarios como las empresas, pero aún así todas las conexiones de artículos e incluso otras redes tienen un botón de Share para compartir sus contenidos. Además, Facebook Connect se ha convertido en el mejor instrumento para hacer registro de datos en Internet, pues bastan segundos en la experiencia del usuario para determinar si se presenta una tasa de rebote saludable o el abandono.

Facebook fue omnipresente durante SXSWi, aun sin haber enviado hordas de representantes o armar un stand fue mencionado por todo generador de contenido. La encomienda fue muy clara: no están en Internet si no están en Facebook.

¿Qué hace una agencia en SXSW Interactive?

por Ilse Castillo Galicia

Cada año, durante la segunda semana de marzo, la mezcla de artistas, músicos, productores, tecnólogos, periodistas, capitalistas de riesgo y agencias digitales en un mismo espacio hace del SXSW un conductor de serendipia y creatividad, que no podría replicarse en otro lado con facilidad.

 

El asistir a un evento de esta índole es incuestionable para los emprendedores y para las marcas, quienes están cada vez más interesadas en trabajar directamente con empresas tecnológicas y plataformas sociales para incluirlas en su plan de marketing in-house.

Por esta razón, la 6th street del downtown se llena con stands de jóvenes geeks y emprendedores que muestran emocionados sus desarrollos y aplicaciones. Y es que la disponibilidad de información y cruce de conocimiento, incluso intercultural, detonados por internet están facilitando la creación de nuevos proyectos sin la necesidad de una corporación. La cultura del startup se hace cada vez más popular incluso en países en vías de desarrollo.

 

Por cinco días, estos innovadores exponen en las principales calles de Austin sus propuestas. Y aunque puedes toparte con proyectos e ideas sorprendentes, hay quienes no consiguen atraer la mirada de las marcas.

¿Hay cabida para las agencias en la fusión entre estos dos actores? Tenemos que adoptar un papel clave, estar abiertos a colaborar con clientes, pero también con terceros, como las startups. Necesitamos trabajar en conjunto con emprendedores tecnológicos para hacer el pay más grande y no pelearnos por la misma rebanada, pues, sin duda, sería una batalla perdida.

En los dos años que he asistido a este festival he podido ver a grandes compañías, quienes se enfrentan a un bombardeo de proyectos con desconcierto y desconocimiento, haciendo imposible que puedan enfocarse a una idea específica. Sacar provecho de esta lluvia de tecnologías emergentes y creatividad requiere de filtros y curación, es ahí donde tenemos cabida como agencia, en limpiar todo el ruido que existe y ofrecer a los clientes soluciones específicas para lo que les atañe.

La innovación surge de la necesidad

por Ilse Castillo Galicia

Un tema muy mencionado en el SXSW de este año fue la investigación antropológica, tanto para entender una audiencia tan complicada como los adolescentes, como para el desarrollo de nuevos productos.

Tomemos como referencia África, un continente que este año ha llamado la atención de grandes compañías de tecnología y que hoy día sirve como ejemplo de innovación, la cual fue generada a partir de necesidades reales.

En conferencia con Jessica Colaco, investigadora y evangelista mobile en Kenya, escuchamos sobre proyectos que parecería imposible encontrar en un país en vías de desarrollo como Kenya:  iCow, un servicio de información sobre agricultura para ayudar a granjeros a incrementar su productividad, o M-pesa, un sistema de pago a través de telefonía móvil, astutamente pensado en una zona geográfica con alta penetración de telefonía celular y en donde enviar dinero de zonas urbanas a rurales es una principal limitación.

 image

África ha logrado dar ese salto al desarrollo tecnológico, o como ellos lo llaman, “Leapfrog”: innovar con soluciones locales que puedan escalarse a nivel global. Este paso adelantado surge a partir de una investigación antropológica bastante robusta, de convivir diariamente con comunidades africanas, entender de primera mano las carencias y condiciones y proponer alternativas.

 

80% es entender las necesidades de una comunidad, 20% es tecnología

Este principio puede aplicarse a comunidades rurales de diferentes países. Si la pobreza y escasez de una comunidad son las que dirigen la innovación, ¿por qué en México estamos tan retrasados en este aspecto?

Se habla de salir de zonas de confort. Ahí existe una necesidad que las agencias digitales pueden absorber, al final, tenemos equipo humano con la creatividad y conocimiento tecnológico suficiente para poder proponer soluciones, no sólo para promover a las marcas, sino para atender problemas reales.

Antropología y creatividad deben de ir de la mano

por Ilse Castillo Galicia

Como publicistas buscamos comprender el comportamiento humano, formulamos hipótesis sobre qué desata las interacciones y motivaciones humanas, pues al final nuestro trabajo consiste en presentar esas interpretaciones en forma de campañas y/o desarrollos; pero hoy en día ¿qué tan cercanas a la realidad son estas interpretaciones? Nuestro ritmo hoy día es tan acelerado y mecánico que la mayoría de las agencias se respaldan con herramientas de medición y de insights automáticos, dejando a un lado el nivel cualitativo de la investigación antropológica y etnográfica.

Este año, la investigación de fondo y a conciencia de las audiencias fue un tema mencionado recurrentemente en diferentes paneles del SXSW Interactive como el detonador para desarrollar productos y estrategias de comunicación con sentido verdadero. El convivir directamente con la audiencia de estudio por un periodo de tiempo considerable y entender sus necesidades de primera mano definitivamente es un catalizador para la creatividad e innovación; sin embargo es un recurso poco usado en el mundo publicitario en México.

Estamos en un periodo en el que la mayoría de nuestras marcas se dirigen a este nuevo grupo categorizado mundialmente como millenials, un sector de la población actual que (me incluyo) nacimos en un mundo saturado de publicidad y con acceso a internet desde muy temprana edad, sin duda, ponemos mil trabas antes de comprar el mensaje de una marca que dice ser cercana y amigable. Tanto Rosario Dawson (activista de Voto Latino) como Danah Boyd (Etnógrafa de Berkley) lo mencionaron en sus paneles de este año: solamente una campaña con un mensaje fidedigno y con causa real generará una empatía con esta nueva ola de consumidores. Y para crear campañas con mensajes verdaderos, las marcas y agencias necesitan entender los problemas reales que existen detrás de sus productos a través de trabajos de campo que incluyan a la audiencia per sé. Entender el contexto social qué motiva a un adolescente a cambiar de Instagram a Snapchat o cuál es el verdadero significado de un “Like” en un posteo es algo que sin duda dará pié a estrategias de comunicación con propósitos claros y no campañas que sólo sigan tendencias de marketing. 

Querer es entender, ¿entendemos a los usuarios?

por Francisco de los Santos

“En mercados emergentes es un error tratar de usar el enfoque occidental de comercio, se trata de sociología, no tecnología”

Mitchel Habib, Nielsen. SXSWi 2014

Contextos hacen realidades. Lo que pasa en Estados Unidos para nada se equipara con lo que ocurre en México, ya sea en el aspecto social, económico y comercial.

He visto infinidad de casos de éxito que vienen de otros países, videos de ejecuciones de otras latitudes y una pregunta seguida de una afirmación constante: “¿Ya viste eso? Quiero algo así”.

En la conferencia titulada  “The soap lady: finding disruptive consumers”, presentada en el SXSWi, Mitchel Habib nos mostró un ejemplo emblemático de una mujer africana que hacía viajes semanales de más de 10 horas para adquirir una caja de detergente; al llegar a su pueblo lo dividía en pequeñas bolsas y lo vendía a los integrantes de su comunidad. Las razones iban más allá de mantener la ropa limpia: su gente es pobre, así que no pueden comprarlo, pero si no lavan sus prendas, éstas se quedan sucias y se desgastan más rápido, y ellos no pueden darse el lujo de comprar nuevas con frecuencia, ahí radica la importancia de este proceso.

Todo esto fue producto de una investigación realizada para entender los hábitos de consumo de una persona que no habita en un país desarrollado.

Volviendo al caso México, nos encontramos en el limbo en cuanto a la aplicación de tecnología y mercadotecnia. Al parecer no hemos entendido muy bien al consumidor mexicano, nos faltan estudios que avalen su comportamiento y los esfuerzos mixtos generalmente son negados por disputas entre empresas. Sin embargo, es a través de campañas con conceptos fuertes y diseñados para dar brincos de lo digital a la vida real que podremos acercarnos efectivamente a los usuarios.

Las plataformas tecnológicas están desarrolladas, sí, pero a medias, son semi-masivas, el servicio de internet es caro, el uso de Smartphones no se ha generalizado y los hábitos de consumo son diferentes.

Por esta razón, la relación agencia–marca cobra relevancia. Nosotros conocemos la tecnología, las marcas a sus clientes, pero no forzosamente entienden su comportamiento online, es ahí donde aliarnos y atrevernos a hacer cosas diferentes y sociológicamente bien aplicadas puede hacer la diferencia entre vender y participar.

Acción y consecuencia, una relación difícil de entender si no entiendes las costumbres de consumo.

Fuimos, pero ya regresamos, espera muy pronto los artículos de fondo que preparamos tras vivir South by Southwest Interactive.

Fuimos, pero ya regresamos, espera muy pronto los artículos de fondo que preparamos tras vivir South by Southwest Interactive.

¿A qué sabe una galleta impresa y personalizada con el trending topic del momento? #oreo #sxsw #3dprinting

Y en los libros “ricos en contenido”… Más gatos. #sxsw

Y en los libros “ricos en contenido”… Más gatos. #sxsw

El estilo de Austin hace de esta ciudad el lugar perfecto para converger a creativos, tecnólogos, músicos y cineastas. #SXSW   (en Downtown Austin)

El estilo de Austin hace de esta ciudad el lugar perfecto para converger a creativos, tecnólogos, músicos y cineastas. #SXSW (en Downtown Austin)

Austin es la ciudad que más crece en EE.UU. Locales y panelistas dicen que puede ser el próximo Sillicon Valley. #SXSW

Austin es la ciudad que más crece en EE.UU. Locales y panelistas dicen que puede ser el próximo Sillicon Valley. #SXSW